Contáctanos
Call us
E-mail us
Menu
Contáctanos
Call us
E-mail us
Mother and baby

Infertilidad Femenina

Desde el inicio de la pubertad, se educa a las mujeres sobre cómo prevenir el embarazo. Sin embargo, el sistema educativo no enseña a las mujeres a comprender su cuerpo y darse cuenta de cuándo hay un problema. Estos problemas pueden tener un impacto grave en la capacidad de concebir más adelante en la vida.

En primer lugar, las mujeres nacen con todos sus ovulos, generalmente alrededor de 2 millones. Este suministro nunca se repone, no tienen la capacidad de producir más. A medida que envejecen, también lo hacen estos ovulos, por lo que es importante aceptar que el reloj biológico es real. La edad materna juega un papel importante en la infertilidad en la mujer.

En realidad, lograr un embarazo es bastante difícil y entran en juego muchos factores, entre los que se incluyen:
 
+ Ovarios funcionales y que produzcan ovulos         constantemente
+ Trompas de falopio abiertas
+ Un cuello uterino funcional
+ Un utero que pueda sostener el embarazo

Ovulación

En primer lugar, el ciclo de 28 días es en realidad bastante extraño. Cada mujer es única y también lo es su ciclo mensual. Cuando intentas concebir, la clave es saber cuándo ovulas. Esta es tu ventana de oportunidad para el coito. Hay varias formas de controlar la ovulación, como por ejemplo

+ El método del calendario

Si tienes un ciclo regular de la misma duración cada mes, puedes utilizar el método del calendario. Si cuentas el primer día de tu ciclo en el primer día de tu periodo, ovularás en la mitad de tu ciclo. Así, por ejemplo, si tienes un ciclo regular de 32 días, la ovulación debería producirse el día 16. Si tiene un ciclo más corto de 20 días, la ovulación se producirá el día 10. Sin embargo, si has intentado concebir durante 12 meses sin conseguir un embarazo, debes consultar a tu médico para saber por qué no estás concibiendo de forma natural.

+ Kit de predicción de Ovulación

Hay una serie de kits de prueba que se pueden comprar en línea para uso doméstico o en la farmacia local. Estos ayudan a dar una indicación más precisa de cuándo se está ovulando.

En primer lugar, el método más habitual es el uso de tiras reactivas de orina. Miden la cantidad de hormona luteinizante en la orina y tienen una precisión del 90%. Otro método es probar los microscopios de saliva. A medida que se acerca la ovulación, los niveles de estrógeno aumentan y esto hace que aumente la cantidad de sal en la saliva. Sin embargo, no hay que confiar en este método, ya que otros factores pueden aumentar la sal en la saliva.

Algunas mujeres combinan los métodos anteriores con la comprobación de los cambios en el moco cervical para determinar cuándo puede producirse la ovulación. Otro método más fiable para indicar la ovulación es tomar la temperatura corporal central. Durante la ovulación se libera la hormona progesterona. Esto provoca un ligero aumento de la temperatura de aproximadamente medio grado. Para obtener una lectura más precisa de la temperatura corporal, puedes utilizar un dispositivo vaginal que te tome la temperatura por la noche, cuando estás dormida.

+ Edad para el embarazo

A partir de los 35 años, la ovulación disminuye notablemente, ya que el cuerpo se aferra a su reserva de óvulos, que se está agotando. Es posible que la ovulación sólo se produzca cada dos o tres meses en lugar de mensualmente. Una vez superados los 40 años, la cantidad y la calidad de los óvulos disminuye y también el riesgo de aborto espontáneo y de anomalías cromosómicas. Dependiendo de su reserva ovárica, tu especialista en fertilidad puede pedirte que consideres el uso de óvulos de donantes.

Además, las mujeres mayores pueden tener más complicaciones con los fibromas y los quistes a medida que envejecen.

 

Ovarios Funcionales

Los ovarios se encargan de madurar los óvulos y liberarlos una vez en el ciclo para que sean fecundados, si los ovarios no liberan un óvulo se llama anovulación. La causa más común de esto es el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP). Lee el artículo completo sobre el SOP para obtener información sobre el tratamiento.

 

Trompas de Falopio Funcionales

Las trompas de Falopio deben estar abiertas para que el óvulo pueda descender y encontrarse con un espermatozoide para la fecundación. Si las delicadas trompas están obstruidas o dañadas después de una ligadura, por una enfermedad inflamatoria pélvica o por un embarazo ectópico, la FIV es la mejor opción para evitar las trompas por completo.

 

Un Cuello Uterino Funcional

El cuello uterino es la abertura del útero o matriz. La mucosidad de este canal cambia cuando estás ovulando para permitir que los espermatozoides pasen y se encuentren con el óvulo. Si el cuello del útero está obstruido porque el conducto se ha estrechado o debido a una intervención quirúrgica previa, esto le impedirá concebir de forma natural.

 

Un Utero Funcional

Para que un bebé llegue a su completa formación, el tejido de revestimiento del útero debe engrosarse para permitir la implantación del óvulo fecundado. Si hay fibromas, pueden adherirse a la pared uterina y afectar al espacio disponible para el bebé. Otras enfermedades, como la endometriosis, también pueden afectar a la capacidad del útero. Lee el artículo completo sobre la endometriosis para obtener información sobre el tratamiento.
 
Hay otros factores que pueden afectar tu capacidad para concebir de forma natural. Cuando programes tu primera consulta telefónica con nuestra coordinadora de FIV, te haremos un historial médico detallado que incluirá otras enfermedades, tu peso y estilo de vida. Todos estos elementos son importantes para planificar tu plan de tratamiento personalizado. También realizamos las mismas evaluaciones con tu pareja masculina para asegurarnos de que no se pase nada por alto al momento de intentar crear una familia.

Déjanos ayudarte

Contáctanos